Blog

image
Interacción sensorial en la escritura

“Estoy en una clase ruidosa, llena de niños hablando, el profe le explica algo a un compañero, puedo oír cómo juegan y botan pelotas los niños en el patio. Por la ventana abierta entra aire y me da en la cara constantemente, mis compañeros pasan empujando mi silla sin prevenirme, el profesor me toca el hombro y me pregunta ¿Cómo lo llevas? Me da el reflejo del sol en el folio, hay muchos carteles y niños moviéndose. Aún así, tengo que coger el lápiz. Sujetarlo correctamente. Escribir una letra. Copiar una palabra. Completar una ficha. Terminar los deberes del día escribiendo en el espacio correcto, y tengo que tenerlos listos y además legibles, para que mis padres puedan leerlos dentro de unas horas.”

Propiocepción. Es la información sensorial que surge en los movimientos de contracción y estiramiento de los músculos, y en los de flexión, enderezamiento, tracción y compresión de las articulaciones. Este sistema tiene una importante influencia sobre nuestra acción motora (conciencia corporal, coordinación y planificación), además de contribuir en la modulación de los estados de ánimo y estado de alerta, y en el procesamiento de la información de otras sensaciones.

Vestibular. Este sistema interviene en aspectos importantes que influyen en la escritura:

Podemos encontrarnos con niños que:

Táctil. Normalmente no somos conscientes de todos los estímulos táctiles que recibimos, a menos que centremos nuestra atención en una zona concreta del cuerpo o que el estímulo que recibamos sea lo suficientemente fuerte como para que atraiga nuestra atención. El hecho de estar recibiendo constantemente esta cantidad de información, es lo que nos hace permanecer activos y mantener la sensación de que “nuestro cuerpo sigue ahí”.

Coordinación óculo-manual. Los niños que presenten algún tipo de dificultad en la integración de la información vestibular, táctil o propioceptiva, pueden tener problemas en el desarrollo de su coordinación óculo-manual. Esto dificultará que escriban de forma estable sobre una línea, que construyan letras o que coloreen dentro del dibujo, entre otras cosas.

Planificación Motriz. Cuando nuestro cuerpo entiende las sensaciones que provienen de nuestra piel, músculos y articulaciones y del sentido vestibular; somos capaces de sentir y saber lo que nuestro cuerpo hace a cada momento, incluso sin necesidad de verlo.

Auditivo. Puede que al niño le cueste percibir lo que se dice, y que parezca que no atiende o que no escucha. Que el maestro de una orden verbal o que explique un trabajo de copia o dictado, se convierte en una tarea difícil de conseguir, ya que el niño tendrá problemas para prestar atención sólo a lo que dice su maestro, sin distraerse por otros estímulos sonoros de la clase. Puede que también tengan dificultades a la hora de plasmar sus pensamientos en un escrito, o que tengan un vocabulario pobre, por lo que a la hora de escribir se “traben” intentando darle estructura a las frases, perdiendo la atención sobre la apariencia de las palabras y su organización espacial.

¿CÓMO AYUDARLES? ESTRATEGIAS SENSORIALES Y POSIBLES MODIFICACIONES QUE PUEDEN AYUDAR A MEJORAR DIFICULTADES EN LA ESCRITURA

En algunos casos, las técnicas de integración sensorial pueden ayudar a resolver o compensar los problemas con la escritura.

Las siguientes, son recomendaciones generales. Se necesita de una evaluación individualizada de las necesidades de cada niño, llevada a cabo por un terapeuta cualificado y formado en Integración Sensorial, ya que las dificultades pueden radicar en una grandísima cantidad de variables. También, es importante conocer al niño, sobre todo al aplicar medidas que proporcionen feedback, ya que se puede estar fomentando que aumente su frustración al ser más consciente de todos sus errores.

(Recomendaciones extraídas de la página web Sugar Aunts y de mi propia experiencia como terapeuta).

Actividades para Clase o Casa

Posibles Modificaciones del Ambiente

Estrategias de Trabajo para ayudar en la Escritura

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

RECURSOS