Blog

image
Cómo fomentar la autonomía personal de los más pequeños

En las diferentes fases de la infancia, el niño va adquiriendo de manera progresiva las destrezas necesarias para utilizar el entorno de una manera constructiva y adecuada a sus intereses personales.

La intervención del Terapeuta Ocupacional se realiza de una manera multidimensional, facilitando que el niño logre el máximo nivel de independencia de acuerdo a las demandas del entorno físico, social y cultural.

El Terapeuta Ocupacional favorece las conductas adaptativas, que permiten al niño participar e interaccionar con el entorno de una manera constructiva, permitiendo el desarrollo de su independencia, así como de las destrezas cognitivas, afectivas, sociales y motoras.

Cuando el niño conquista de forma gradual la capacidad de autodeterminación, se convierte en un agente activo de las de decisiones que se van realizando de distinta forma y que favorecen la configuración (auto-concepto, sentido de la autoestima y auto-competencia. etc.).

La intervención y objetivos se realiza de manera respetuosa con: el desarrollo, la destreza y la edad del niño. El entorno debe ser idóneo y adecuado para promover la exploración libre. Siendo adaptado, seguro y flexible al desarrollo para que los niños: investiguen, busquen e interaccionen.

Los ambientes como parques, naturaleza, playa, etc. ayudarán a desarrollar: el olfato, descubrir nuevas texturas, sonidos, animales, y así facilitar, el aprendizaje significativo, junto con el desarrollo de la integración sensorial.

La implicación del niño en las actividades cotidianas, debemos de promoverlas para que integren el funcionamiento y las rutinas de manera espontánea en los diferentes entornos (como: el colegio, la casa, el supermercado, etc.). Con esto, observaremos el funcionamiento de los adultos, dejando que participen en estas actividades (poner la mesa, limpiar, ordenar, cocinar, etc.). De esta manera, favorecemos la motivación intrínseca del niño, disminuyendo la ayuda del adulto, para buscar “la independencia” del niño.

Bibliografía: